Alfredo decide casarse y se lo va contando a todos

Alfredo decide casarse y se lo va contando a todos. Primero empezó por su padre:Papá, me caso con Antonia.


-¿ Con esa golfa? Luego va junto a su primo:

Me caso con Antonia.


-¿ Con esa golfa? lo mismo pasó con diversos amigos, hasta que muy enfadado llegó junto al cura y le dijo:

Nada padre, que me caso, con una golfa además.

Aaaah, ya veo, ¡con Antonia!

Written by Mariana

Mariana es una experta en manejo del estrés y humor, escritora de comedia, comediante e instructora / entrenadora de comedia. Ella tiene un M.P.H. grado que es sinónimo de maestría en salud pública o maestra del humor público Consulta con organizaciones sobre cómo usar el humor para manejar el estrés, el cambio y el conflicto, y estimular la creatividad, el trabajo en equipo y la moral

Era un santo realmente preocupado porque

Era un santo realmente preocupado porque

Dos loquitos estaban jugando fútbol en la calle

Dos loquitos estaban jugando fútbol en la calle