Érase una vez una princesa inocente

Érase una vez una princesa inocente

rase una inocente princesa que paseaba por el bosque y que encontró en una charca el momento adecuado para refrescarse.

En eso, oye una voz que le dice:

“¡Hola!”

Pero allí no había nadie y, pensando que se trataba de su imaginación, decidió continuar refrescándose la cara, cuando volvió a oír:

“¡Hola, estoy aquí!”

La princesa observó que se trataba de una ranita. sta le dijo a la inocente princesa que se trataba de

un príncipe que había sido encantado por una malvada bruja y que si dormía bajo la almohada de una inocente princesa,

se volvería otra vez príncipe y conseguiría la fortuna perdida. La princesita, que era muy inocente, la llevó al castillo, la puso bajo la almohada y se durmió.

Y este es el cuento que le contó la princesa a su padre, cuando al día siguiente la encontró con un t** en la ca**.

Written by Mariana

Mariana es una experta en manejo del estrés y humor, escritora de comedia, comediante e instructora / entrenadora de comedia. Ella tiene un M.P.H. grado que es sinónimo de maestría en salud pública o maestra del humor público Consulta con organizaciones sobre cómo usar el humor para manejar el estrés, el cambio y el conflicto, y estimular la creatividad, el trabajo en equipo y la moral

Un hombre que su mujer le ponía los cuernos

Un hombre que su mujer le ponía los cuernos

Dos viejas estrellas de Hollywood se encuentran

Dos viejas estrellas de Hollywood se encuentran