Estaba Fidel con su chófer paseando en su auto

Estaba Fidel con su chófer paseando en su auto a toda velocidad, cruzando el campo, cuando derepente ¡zas!, atropellan a un chanchito

.¿Qué hacemos? – preguntó el chófer -.

Busca al dueño del cerdo, explícale el accidente y dale un dinero a cambio – respondió el presidente -.


Así pasó una, dos, tres… al cabo de 6 horas, se apareció el chófer, totalmente despeinado, con la camisa fuera…

¿Qué pasó? – preguntó Fidel -.

Me demoré porque el dueño del cerdo me invitó a comer, después la mujer me regaló

estos puros y un rico vino, y además hice apasionadamente el amor con su hermosa hija de 17 años.

Increíble, ¿cómo lo hiciste?.

Fue fácil – responde el chófer -, lo único que dije fue:

Hola, soy el chófer de Fidel Castro y acabo de atropellar al cerdo.

Written by Mariana

Mariana es una experta en manejo del estrés y humor, escritora de comedia, comediante e instructora / entrenadora de comedia. Ella tiene un M.P.H. grado que es sinónimo de maestría en salud pública o maestra del humor público Consulta con organizaciones sobre cómo usar el humor para manejar el estrés, el cambio y el conflicto, y estimular la creatividad, el trabajo en equipo y la moral

Estaba un tío en el cielo y pronto era la hora

Estaba un tío en el cielo y pronto era la hora

La maestra cuelga un retrato del presidente

La maestra cuelga un retrato del presidente