Fidel Castro desesperado ante la situacion de Cuba

Fidel Castro desesperado ante la situacion de Cuba se sienta en la plaza de la revolución y se dirige a la estatua de Martí:

Por favor Martí, ayúdame a resolver el problema de mi país.


Y al rato siente una mano que le toca el hombro y le dice:

Si quieres que te ayude tráeme un caballo.


Fidel, asustado, sale corriendo y le hace el cuento a su hermano Raúl,

el cual quiere comprobarlo por sus propios ojos y acompaña a Fidel a donde se encuentra la estatua de Martí.

Fidel repite su pedido y al poco rato Martí le contesta:

Te dije que me trajeras un caballo, no un burro.

Written by Mariana

Mariana es una experta en manejo del estrés y humor, escritora de comedia, comediante e instructora / entrenadora de comedia. Ella tiene un M.P.H. grado que es sinónimo de maestría en salud pública o maestra del humor público Consulta con organizaciones sobre cómo usar el humor para manejar el estrés, el cambio y el conflicto, y estimular la creatividad, el trabajo en equipo y la moral

Un niño muy pobre soñaba con tener una prenda de vestir

Un niño muy pobre soñaba con tener una prenda de vestir

Un cubano logró escapar de Cuba

Un cubano logró escapar de Cuba