Jesús estaba realizando uno de sus habituales

Jesús estaba realizando uno de sus habituales paseos por el cielo, cuando de repente se cruza con un hombre de largas barbas,

vestido con una túnica, con un rostro venerable.

Y Jesús, mirándolo con una mezcla de emoción y sorpresa,

le dice: Perdone, buen hombre. Yo a usted lo conozco de algún…

Usted en la otra vida…

Yo hace muchos años que ya no estoy en la otra vida.

En la tierra era carpintero y tuve un hijo que se hizo muy famoso en toda la humanidad.


Al oír estas palabras, Jesús abraza al venerable anciano y grita:

¡Padre!
A lo que el viejo replica:

¡Pinocho!

Written by Mariana

Mariana es una experta en manejo del estrés y humor, escritora de comedia, comediante e instructora / entrenadora de comedia. Ella tiene un M.P.H. grado que es sinónimo de maestría en salud pública o maestra del humor público Consulta con organizaciones sobre cómo usar el humor para manejar el estrés, el cambio y el conflicto, y estimular la creatividad, el trabajo en equipo y la moral

Un niño llega a casa y le dice al padre

Un niño llega a casa y le dice al padre

Estaba san pedro en el cielo y de repente necesita

Estaba san pedro en el cielo y de repente necesita