in , ,

Mis vecinos y yo estábamos hartos de ser robados

Mis vecinos y yo estábamos hartos de ser robados

Mis vecinos y yo estábamos hartos de ser robados regularmente. Yo ya estaba hasta las narices.


Así que desactivé mi servicio de alarma, desconecté mis cámaras de vigilancia y dejamos de pagar el servicio de seguridad privada de la urbanización.


En el jardín de mi casa colgué 3 banderas:una bandera de Afganistán, otra de Pakistán y otra negra del Estado Islámico.


Ahora nos vigila la Policía Local, Mossos d’Esquadra, Policía Nacional,

Guardia Civil,
Ertzaintza, CNI y la Interpol.

Las 24 horas, los 7 días de la semana y los 365 días del año. Mi hija es vigilada cuando se va y vuelve del cole,

mi mujer cuando sale de casa y a mi me siguen cuando voy y vuelvo del trabajo, nadie nos molesta. Nunca me sentí tan protegido

Mariana

Mariana es una experta en manejo del estrés y humor, escritora de comedia, comediante e instructora / entrenadora de comedia. Ella tiene un M.P.H. grado que es sinónimo de maestría en salud pública o maestra del humor público Consulta con organizaciones sobre cómo usar el humor para manejar el estrés, el cambio y el conflicto, y estimular la creatividad, el trabajo en equipo y la moral

Written by Mariana

Mariana es una experta en manejo del estrés y humor, escritora de comedia, comediante e instructora / entrenadora de comedia. Ella tiene un M.P.H. grado que es sinónimo de maestría en salud pública o maestra del humor público Consulta con organizaciones sobre cómo usar el humor para manejar el estrés, el cambio y el conflicto, y estimular la creatividad, el trabajo en equipo y la moral

Un tipo está haciendo un agujero en su jardín

Un día el jefe de la estación de ferroviaria hablando

Un día el jefe de la estación de ferroviaria hablando