in , ,

Pasaba caminando un ciego

Pasaba caminando un ciego, cuando de pronto se le acerca un ladrón y queriéndole robar,

pero el ciego no se dejaba, entonces el ladrón saca su y le da un al corazón,

pero el ciego seguía en pie, el ladrón intentó varias veces, pero el ciego aún seguía vivo,

entonces el ladrón resignado y aterrado se retira, cuando de pronto se acerca una señora que fue

testigo del hecho le pregunta al ciego,

¿Cómo es posible que de tantos balazos en el corazón aún siga vivo?

Es que señora “Ojos que no ven, corazón que no siente”.

Written by Mariana

Mariana es una experta en manejo del estrés y humor, escritora de comedia, comediante e instructora / entrenadora de comedia. Ella tiene un M.P.H. grado que es sinónimo de maestría en salud pública o maestra del humor público Consulta con organizaciones sobre cómo usar el humor para manejar el estrés, el cambio y el conflicto, y estimular la creatividad, el trabajo en equipo y la moral

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

En un avion abian puros argentinos

Estaban 2 soldados en un bosque perdidos

Estaban 2 soldados en un bosque perdidos