in , ,

Tres mujeres trabajaban en la misma oficina

Tres mujeres trabajaban en la misma oficina

Tres mujeres trabajaban en la misma oficina con la misma jefa.

Todos los días, el jefe salía temprano del trabajo.

Un día, las mujeres decidieron que cuando el jefe se fuera ellas también se irían.

Después de todo, ella nunca llamó ni regresó al trabajo, entonces, ¿cómo iba a saber que regresaron temprano a casa?

La morena estaba encantada de llegar temprano a casa.

Hizo un poco de jardinería, jugó un rato con su hijo y se acostó temprano.

La pelirroja estaba eufórica de poder hacer un entrenamiento rápido en el spa antes de quedar para cenar.

La rubia estaba feliz de llegar temprano a casa y sorprender a su marido.

Pero cuando llegó a casa, escuchó un ruido ahogado proveniente del interior de su habitación.

Lenta y silenciosamente, abrió la puerta y se sintió mortificada al ver a su marido en la cama con su jefe. Con cuidado, cerró la puerta y salió sigilosamente de su casa.

Al día siguiente, en su pausa para el café, la morena y la pelirroja dijeron que pensaban salir temprano nuevamente y le preguntaron a la rubia si iba a ir con ellas.

“De ninguna manera”, dijo, “¡casi me atrapan ayer!”

Mariana

Mariana es una experta en manejo del estrés y humor, escritora de comedia, comediante e instructora / entrenadora de comedia. Ella tiene un M.P.H. grado que es sinónimo de maestría en salud pública o maestra del humor público Consulta con organizaciones sobre cómo usar el humor para manejar el estrés, el cambio y el conflicto, y estimular la creatividad, el trabajo en equipo y la moral

Written by Mariana

Mariana es una experta en manejo del estrés y humor, escritora de comedia, comediante e instructora / entrenadora de comedia. Ella tiene un M.P.H. grado que es sinónimo de maestría en salud pública o maestra del humor público Consulta con organizaciones sobre cómo usar el humor para manejar el estrés, el cambio y el conflicto, y estimular la creatividad, el trabajo en equipo y la moral

La viejita se sentó

La viejita se sentó

Un profesor de química quería enseñar

Un profesor de química quería enseñar