Un anciano y una anciana se conocen

Un anciano y una anciana se conocen

Un anciano y una anciana se conocen en una fiesta para la tercera edad.

Después de charlar un rato, deciden ir a un lugar más tranquilo, estacionan el vehículo y hacen el amor.


Finalizado el acto y mientras volvían, el anciano iba pensando:


– De haber sabido que era virgen me la hubiera llevado a un lugar más cómodo.


La anciana sentada en el asiento del copiloto pensaba:
– De haber sabido que se le levantaba, me hubiese quitado las bragas

Written by Mariana

Mariana es una experta en manejo del estrés y humor, escritora de comedia, comediante e instructora / entrenadora de comedia. Ella tiene un M.P.H. grado que es sinónimo de maestría en salud pública o maestra del humor público Consulta con organizaciones sobre cómo usar el humor para manejar el estrés, el cambio y el conflicto, y estimular la creatividad, el trabajo en equipo y la moral

El de Microsoft acaba el primero

El de Microsoft acaba el primero

Una noche de verano Jaimito no se podia

Una noche de verano Jaimito no se podia