Un hombre sale de su casa y se va a trabajar.

Salía Don Ramón de su casa y se dirigía a su trabajo muy tempranito como

todos los dias y siempre estaban unos niños

en el balcón que le arrojaban tortuguitas en la cabeza y se tiraban a correr…

Pasó otro dia y cuando Don Ramón salía de su casa

los niños siempre le arrojaban tortuguitas en la cabeza

y se echaban a correr hasta que llegó

un dia que Don Ramón estaba enojado y en cuanto le arrojaron la primer tortuguita

en la cabeza les gritó MUY ENOJADO>:

( -Van a ver niños malcriados, porque no me arrojan con su Madre?-

y en eso… Los niños le arrojaron un Caguamón

Un hombre va a la iglesia a confesar sus pecados

Esta es una vaca y un toro que se encuentran