Una mujer abre la puerta de su casa

Una mujer abre la puerta de su casa y se encuentra con un hombre parado frente a ella que le pregunta:

Usted tiene vagina?

La mujer disgustada le cierra puerta en la cara.

A la siguiente mañana vuelve el mismo hombre y le hace la misma pregunta:

Usted tiene vagina?

Ella le cierra la puerta en la cara nuevamente.

A la hora que llega su esposo, le cuenta lo que está sucediendo en los últimos dos días.

El marido le dice a su mujer con una voz amorosa y condecendiente:

Amorcito, mañana no tengo que trabajar, así que avísame si aparece nuevamente ese hombre.

A la siguiente mañana otra vez tocan la puerta y ambos corren a abrir, pero el marido se detiene y le susurra a la esposa:

Amorcito, voy a esconderme detrás de la puerta para escuchar lo que te dice y si es el mismo tipo, quiero que le respondas que si para saber que quiere contigo.

OK, dice ella.

Abre la puerta y era el mismo tipo que le pregunta:

Usted tiene vagina?

Si! – responde ella.

Excelente! Será que usted me hace un favor, ¿podría decirle a su marido que deje la de mi mujer y empiece a usar la tuya?

Una esposa se levantó en medio

Un carro con dos personas en la avenida