Va un madrileño de vacaciones al País Vasco

Va un madrileño de vacaciones al País Vasco y entra en una farmacia a comprar unas cosas.

Perdone usted -dice el madrileño dirigiéndose al farmacéutico-,
¿ Aquí tienen pastillas para la tos?

Aquí no las llamamos pastillas, aquí se llaman “pastillorras”.


El farmacéutico se dirige al estante y saca una pastilla del tamaño de un bate de béisbol.
-¿ Tienen ustedes jarabe?

No, no, no. Aquí no se llaman jarabes, se llaman “jaraborros”.


Y saca el farmacéutico un frasco de jarabe del tamaño de un barril.

Bueno… Pues iba a pedirle que me diera también unos supositorios…

Pero como que mejor me vuelvo a Madrid a comprármelos.

Written by Mariana

Mariana es una experta en manejo del estrés y humor, escritora de comedia, comediante e instructora / entrenadora de comedia. Ella tiene un M.P.H. grado que es sinónimo de maestría en salud pública o maestra del humor público Consulta con organizaciones sobre cómo usar el humor para manejar el estrés, el cambio y el conflicto, y estimular la creatividad, el trabajo en equipo y la moral

En un viaje de avion de largo recorrido

Un cachaco llevaba una partida de pingüinos

Un cachaco llevaba una partida de pingüinos