in , ,

Van dos borrachos por la calle y dice uno

Van dos borrachos por la calle y dice uno ¿Apostamos a que la primera palabra que dirá mi mujer, cuando me vea, será “amorcito”?

¿Cómo puede ser? Mírate, estás borracho, sucio.

No importa. ¿Apostamos un litro de wisky?

Pero yo conozco a tu mujer, es una fiera.

No importa. ¿Apostamos?

Está bien, apostamos.
Llegan a la casa del hombre y tocan la puerta:

¿Quién es? -, pregunta la mujer detrás de la puerta.

¡Soy yo, mi amorcito!

Amorcito?!!!! ¡Que te mueras !!!

Written by Mariana

Mariana es una experta en manejo del estrés y humor, escritora de comedia, comediante e instructora / entrenadora de comedia. Ella tiene un M.P.H. grado que es sinónimo de maestría en salud pública o maestra del humor público Consulta con organizaciones sobre cómo usar el humor para manejar el estrés, el cambio y el conflicto, y estimular la creatividad, el trabajo en equipo y la moral

Javier se dirigía a la casa de Juanito

Javier se dirigía a la casa de Juanito

Un tipo va de visita a casa de un amigo

Un tipo va de visita a casa de un amigo